nlocal

Cómo reactivar el marketing local tras el confinamiento

Marketing al rescate de los pequeños negocios en la desescalada

La desescalada y la vuelta a la «nueva normalidad» dan un respiro a gran parte de los sectores económicos, pero no todos los negocios están preparados para la reactivación o para el nuevo enfoque del marketing.
No cabe duda de que las necesidades y las prioridades de los clientes han cambiado. ¿Cómo modificar, entonces, el marketing local para ayudar a los negocios pequeños y medianos a ponerse en marcha de nuevo?
En este artículo analizamos algunas recomendaciones generales que pueden ser útiles en este proceso.

Ante todo, protocolos de seguridad

Los consumidores demandan protocolos claros que garanticen su seguridad al volver a sus tiendas y negocios favoritos. Por tanto, antes de anunciar el regreso a la actividad, es fundamental tener bajo control todos los mecanismos de protección que se van a implementar: distancia física, higiene de manos, aforo limitado, garantías de calidad de los productos, etc.
Una vez definidos todos estos detalles, hay que comunicarlos de manera clara a través de todas las vías disponibles: carteles en el local, publicaciones destacas en redes sociales, actualizaciones en Google My Business, etc. Además, tendremos que añadir toda la información relacionada con los cambios de horarios de apertura e indicar si hace falta reservar.

La importancia de premiar al cliente fiel

Si durante el confinamiento has mantenido la actividad de tu negocio online (por ejemplo, con venta de productos), es recomendable enviar un vale de descuento a esos clientes que se han  mantenido fieles a pesar de la distancia, para premiar su implicación con el negocio. 

Cuidado con las ofertas y los descuentos de reapertura

Es lógico pensar en hacer descuentos y rebajas para atraer a nuevos clientes y favorecer la reactivación del negocio de manera progresiva. Sin embargo, «tirar los precios» puede ser una estrategia peligrosa, porque en el largo plazo nos arriesgamos a que nuestros clientes no quieran volver a pagar de acuerdo con el valor real de nuestros productos o servicios. 
Cualquier tipo de promoción de reapertura debe estar justificada: por ejemplo, si ha habido un sobrante de stock o si queremos hacer hueco para las colecciones de la nueva temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.