nlocal

5 errores comunes al crear una tienda online

Las tiendas online han vivido un auténtico boom desde el inicio de la pandemia, pero no todo vale para el éxito del negocio

La pandemia ha traído consigo una crisis económica incalculable, pero muchos negocios centrados en el mundo online han podido sobrevivir e incluso aumentar sus ventas con el confinamiento. En concreto, los ecommerce (tiendas online) han visto crecer sus cifras hasta batir sus propios récords, al igual que ha ocurrido con muchas empresas de mensajería responsables de las entregas a domicilio.
No obstante, y aunque una tienda online sea uno de los negocios más atractivos para los emprendedores, existe mucha competencia y es difícil encontrar la fórmula adecuada para el éxito de la tienda online.
En este artículo repasamos 5 errores comunes que se cometen al intentar crear un ecommerce.

1. No definir bien el tipo de tienda

Al igual que en cualquier otro negocio, no definir en detalle la estrategia es un error que sale caro. Hay que tener en cuenta qué vamos a vender, a quién (cuál es el público objetivo) y cómo nos vamos a especializar en un determinado nicho para ser más fuertes que la competencia. Por tanto, antes de comenzar con la parte informática, asegúrate de que la línea de negocio está bien estudiada y desarrollada.

2. No ofrecer la información de forma clara

Los visitantes de una tienda online necesitan conocer de antemano los detalles sobre el proceso de compra: gastos de envío, plazos de entrega, garantías de devolución, formas de pago, etc. Al disponer de todos esos detalles, es más fácil que el cliente se anime a completar la compra, porque la tienda le inspirará más confianza.

3. No dar importancia a la logística

Otro de los errores comunes al crear una tienda online es no dar importancia a la logística. Muchos emprendedores apuestan por las empresas de mensajería más baratas, sin tener en cuenta las demandas reales de los usuarios.

Por ejemplo: en determinados sectores del mercado, puede haber clientes dispuestos a pagar por un servicio de entrega más rápido aunque tenga un coste adicional.

Del mismo modo que es lógico ofrecer varios métodos de pago, puede ser interesante incluir distintas opciones de entrega en la web: desde el envío económico en cuatro o cinco días hasta una entrega premium urgente en 24 horas.

4. No crear una versión móvil

Cada vez más estudios demuestran la importancia de contar con una aplicación móvil propia para tu negocio. Además, en el caso de las tiendas online, es un detalle mucho más importante.

Se sabe que las apps agilizan el proceso de venta y que los visitantes que las utilizan tienen muchas más probabilidades de finalizar la compra, así como de volver a comprar y convertirse en clientes habituales.

5. No ofrecer un buen servicio de Atención al Cliente

La relación con el cliente potencial y con el comprador consolidado debe ser impecable. Es importante contar con canales de comunicación directos, tanto para resolver dudas antes y durante la compra, como para atender cualquier cuestión que surja a posteriori, como servicio postventa.

Recomendamos responder a los mensajes de redes sociales y correo electrónico con brevedad, atender las consultas por teléfono de forma ágil, y ofrecer soluciones realistas a los clientes ante cualquier problema con los productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.